Contar historias o crear historiasHace poco se me ocurrió una cosa… hay, esencialmente, dos tipos de juegos de rol: el que te permite contar una historia, y el que te permite crear una historia.

Mi amigo Jim y yo hablamos a menudo sobre que juegos son buenos para contar historias, contra juegos que son mas para matar bichos y tienen menos énfasis en la historia. A veces no estamos de acuerdo, ya que el encuentra juegos como D&D o Pathfinder como juegos genéricos de fantasía medieval, repetitivos y, así básicamente, mediocres, mientras que a mi me encanta una aventura de cazar tesoros en mazmorras y ruinas como a un cochino le gusta un baño se lodo. Yo creo que algunos de esos juegos pueden ser muy buenos.

Por lo tanto empezare diciendo que creo que hay muy pocos juegos que sean verdaderamente malos. Hay juegos que me gustan mas que otros y hay juegos que no me gustan en absoluto, pero muy pocos son lo que se podría decir malos del todo.

Generalmente, esos juegos que son de veras malos, son juegos que tienen un componente muy alto de sexismo gratuito, racismo o estupideces por el estilo (y creedme que hay mucho de eso por ahi fuera).

Después de muchas conversaciones, me termine preguntando porque a Jim le gustan algunos juegos y otros no. Y creo que la única diferencia que se me ocurre es que algunos juegos te permiten contar la historia y participar en ella, mientra que otros te permiten crearla, siendo parte de ella.

Tomemos Pathfinder o D&D como ejemplos. Cuando jugamos cualquier aventura (o casi), la historia ya esta escrita. Las localizaciones están ahí y podemos hacer lo que queramos, pero a menos que algunos eventos tengan lugar, la historia no puede avanzar.

Sí, puedes llegar a una aldea o ciudad y visitar sus lugares o hablar con los ciudadanos en cualquier forma que quieras. En alguna aventuras incluso puedes decidir en que orden visitar todas las localizaciones. Pero, muchas veces, a menos que vayas a un sitio adecuado o derrotes a un monstruo en particular, avanzar no es facil, y si no avanzas, la historia se atasca porque todo ya se ha escrito para ti con anterioridad.

Hay un comienzo y capítulos que, generalmente, están definidos por algun tipo de conflicto que hay que resolver, así creando la ilusión de que hay una historia que se esta desplegando frente a nuestros ojos porque el jugador lleva el ritmo y el tono de la aventura – hasta cierto punto – pero no la estamos creando. Podemos añadir a la aventura, hacerla mas corta o mas larga, darle un tono u otro, pero no podemos crearla.

Y luego tenemos juegos que te permiten crear tu propia aventura e historia. Tan solo te dan algunos indicadores y luego todo se desarrolla a partir de las decisiones de los jugadores, como toman esas decisiones, las consecuencias… todo.

Juego como la serie Protocol de Postworld Games, o InSpectres hacen eso. En esos juegos crean la historia. Comienzan con al nocion de que hay algo que esta pasando, un suceso que hace que todos tengan algo a lo que aferrarse para investigar o desarrollar. Los jugadores pueden decidir si se van a enfrentar a un vampiro, un demonio, un loco… Pero los jugadores deciden.

Los directores de juego tienen que tomar pocas decisiones (relativamente), como cuando tirar los dados o como criaturas o personajes no jugadores se comportan, pero poco mas.

Decir “poco mas” es desmerecer la tarea, porque llevar juegos asi es mucho mas difícil. La GM tiene que estar preguntándose constantemente que hacer con las situaciones que los jugadores le echan encima, ofreciendo salidas y ayuda cuando los jugadoras están atascados y no saben por donde tirar.

Así que me pregunto cual de los dos tipos de juegos prefiere la gente.

Ami no me importan ninguno de los dos estilos, siempre y cuando sean divertidos, aunque tambien tengo que admitir que tengo una preferencia por los que te permiten crear tu propia historia.

¿Y cual prefieres tú?