Hay juegos que no están diseñados específicamente para jugar partidas de horror, pero, con solo cambiar algunas cosillas, se puede obtener una atmósfera bastante tensa que nos permite jugar partidas un poco más horrificas.

En este vídeo doy 6 truquitos para hacerlas un poco más memorables.