La nave espacial Nexus, insignia de la flota enviada por la Tierra para colonizar otros planetas, se ha desviado de su rumbo y flota en el espacio. Bienvenido a tu hogar en las estrellas.

Nexus es un juego de rol escrito por Jesús Magaña “Rolero” situado en un futuro en el que la Tierra ha agotado casi todos sus recursos y necesita expandirse para sobrevivir. Desde que el descubrimiento del extraño mineral Marzio permitió al planeta una expansión tecnológica sin precedentes, la conquista del espacio ha sido una realidad más para los habitantes de la Tierra, los cuales se encuentran ahora en peligro de dejar de existir.

Lanzada junto a otras dos naves espaciales con la esperanza de colonizar nuevos mundos, la nave Nexus y sus más de cuatro millones de pobladores se desviaron de su rumbo debido a un fallo técnico y ahora flota en una zona del espacio desconocida pero con abundantes recursos de Marzio.

Sin embargo, desde el incidente que envió a Nexus a la deriva, una facción rebelde cada vez más poderosa se ha alzado contra el sistema militar que rige el sistema social y lucha por imponer un nuevo sistema más acorde con las circunstancias.

La paz de ha convertido en un aspecto frágil de la vida en la nave.

Como jugadora, te pondrás en el papel de uno de los soldados que hacen su vida diaria en la nave espacial. Desde misiones para extraer Marzio a planetas más o menos cercanos, hasta infiltraciones en la facción rebelde o investigar una raza alienígena recién descubierta.

La vida en Nexus podrá ser muchas cosas, pero sin dudas no es aburrida.

Producción

Nexus es un libro de pequeño formato en cartoné de 96 páginas a todo color. La encuadernación del libro es de bastante calidad y debería sobrevivir muchas horas de juego sin que se caiga a pedazos.

La maquetación es más que aceptable. A pesar de ser un libro pequeño con un marco que rodea muchas páginas, no se hace opresivo, ni le falta espacio para que la tipografía respire. La mencionada tipografía es de un tamaño aceptable, y el texto contiene párrafos lo suficientemente separados como para que un disléxico como yo no tenga problemas con la continuidad de la lectura. También está lo suficientemente bien enmarcada en la página como para que no quede texto escondido en el pliegue del libro cuando abres las páginas (error de principiante que se ve demasiado a menudo).

A nivel de ilustraciones, Nexus no falla. Por fortuna, el autor y artistas han creado unas ilustraciones de línea con el suficiente nivel de detalle pero sin excesivas complicaciones, y unas imágenes más elaboradas para referenciar el Marzio y un par de elementos más, como la nave Nexus o algún paisaje estelar. Una vez más, han mantenido la simplicidad pero sin prescindir de un aspecto visual muy agradable.

Creación de personaje

La creación de personaje es una tarea sencilla. Hay dos clases o profesiones, ambas de trasfondo militar, el Comando y el Tecnólogo. Las diferencias entre ellos son amplias, con unos siendo tropas de asalto y acción ligeras, mientras que los Tecnólogos son tropas pesadas con trajes de estilo Mecha, pero “pequeños”.

Cada personaje tiene cinco atributos básicos – Carisma, Coraje, Destreza, Fortaleza e Intelecto –  y una serie de habilidades que son el resultado de su formación como Comando o Tecnólogo.

Se asignan una cantidad limitada de puntos entre todos los atributos y las habilidades, y el personaje está listo para ser equipada.

Una característica de algunos atributos que me gustó bastante fueron los atributos de Humanidad y Frialdad, y Deber y Rebeldía. Estos atributos son obligatorios en cada personaje pero son mutuamente excluyentes. Con esto se intenta que el jugador vea reflejada una dicotomía en su comportamiento, ya que nadie puede ser 100% leal o 100% rebelde, pero si cometes un acto de rebeldía, podría bajar tu nivel de lealtad.

Mecánicas

A nivel mecánico, Nexus no ofrece demasiadas complicaciones. Las tiradas se lanzan usando dados de seis caras, se le añaden el valor de cualquier atributo compatible con la tarea y si supera el nivel de dificultad impuesto por el DM, la tarea tiene éxito.

En sí, mecánicamente el juego tiene poco más, la verdad. Es muy sencillo.

Hay un pequeño apartado para expandir un poco la mecánica si las jugadoras quieren usar un sistema de combate más preciso, pero no es algo que radicalmente cambie – o incluso complique –  el juego.

Desde ese punto de vista, es un juego muy sencillo para principiantes.

¿Qué es lo que Nexus hace bien?

Para empezar Nexus ofrece una ambientación de calidad que ofrece muchas posibilidades y nos deja mucha manga ancha para crear lo que queramos. El hecho de ofrecer la exploración espacial, el aislamiento de la deriva, un sistema político con el que nos podemos identificar y una facción rebelde que tiene sentido, nos brinda una posibilidad de expandir nuestras partidas hacia el aspecto de la ciencia ficción que más nos interese.

A nivel de equipamiento para los personajes, Nexus ofrece una variedad limitada pero suficiente para ser una introducción al mundo, así como un arsenal interesante.

La mecánica del juego es de lo más sencillo. Entender cómo se juega y llevar a cabo las acciones es pan comido, por lo que es un juego muy seguro para dárselo a niños o personas que no estén aún involucradas en los Juegos de Rol.

El capítulo con consejos para la DJ es, sin dudas, bienvenido. Consejos sobre la creación de aventuras, partidas, el tono del juego, la rebeldía contra el establecimiento, avance de los personajes… De forma breve pero precisa está cubierto.

A nivel de producción el juego es muy atractivo. Una portada muy simple, una maquetación elaborada pero no sobrecogedora, ilustraciones muy adecuadas… No hay mucho que reprocharle.

¿En qué puede mejorar?

A pesar de que Nexus es un juego que da para lo suficiente, también es cierto que se queda un poco corto en muchos aspectos.

Lo único que voy a poner como una queja es la falta de una hoja de personaje en el juego. Me parece una omisión inexplicable. A pesar de que la hoja de personaje sea descargable de forma gratuita desde la web del juego, proveer de un ejemplo de personaje y el aspecto de una hoja me parece algo muy necesario.

El resto de las omisiones, aunque me gustaría que no estuviesen ahí, las puedo entender por la filosofía del autor a la hora de publicar el juego.

Nexus es un juego creado para crear comunidad, no sentar cátedra rolera. El juego base es sino la semilla que se le ha ofrecido a una comunidad que está reaccionando de forma muy positiva para que crezca de forma orgánica con las jugadoras.

En un juego de editorial convencional, esperaría ver un mapa de la situación de Nexus en el sistema estelar, cartografía de Nexus, ejemplos de planetas cercanos con vetas de Marzio, especies alienígenas…

Y, que no se me malinterprete, me encantaría ver todo eso porque soy de aquellas personas que no tienen tiempo para crear todo lo que un universo necesita, pero entiendo que eso no esté ahí.

Conclusión

Nexus funciona bien. Teniendo en cuenta el reducido tamaño del juego y la filosofía con la que se ha publicado, Nexus cumple con lo que promete y lo hace de forma satisfactoria.

Sin ser un juego que rompa moldes, Jesús Magaña incorpora mecánicas novedosas como los atributos excluyentes con éxito moderado. A pesar de que el objetivo de los atributos está claro y tiene mucho sentido, la incorporación necesita un poco mas de reflejo a nivel mecánico sobre los personajes para ser más congruente.

Como juego para amantes de ciencia ficción que quieran poder llevar algo siempre encima, Nexus funciona bien.

Con una comunidad que produce contenido constantemente, y que lo recibe gustosa, es una buena manera de asegurar que vas a tener un juego con contenido inesperado gratuito.

Y, quién sabe… ¡quizás haya más proyectos para sacar expansiones oficiales del juego!

¡No sería yo el que se quejase!